La Secretaría de Desarrollo Social del Municipio de La Matanza realizó el primer encuentro del años Mesas Integradas del 2do cordón destinadas a fortalecer y crear canales de gestión eficiente de trabajo entre los equipos  que tiene como zona de influencia las localidades de Isidro Casanova, Rafael Castillo y G. de Lafereere.

Se retomaron los encuentros mensuales de las Mesas Integradas de Trabajo que lleva adelante la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio de La Matanza en la Casa de la Cultura de Gregorio, sito en Piedra Buena 6148 destinado a fortalecer y/o crear canales de gestión eficientes que permitan promover la capacidad de acción conjunta de los equipos que integran la Secretaría. En esta ocasión, se convocó a los equipos del segundo cordón (Casanova, Castillo, Laferrere) a fin de constituir una estrategia que facilite el logro de una mayor integralidad en el abordaje territorial de las situaciones que presenta la población del distrito.

Los temas que se abordaron fueron sobre del Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil con el equipo del Programa Para la Inclusión Comunitaria de la Infancia y la Adolescencia en Riesgo (Propiciar), el Programa Por Chicos con Menos Calle – ambos programas integran el Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos de los niños/as, adolescentes y jóvenes de La Matanza – y en línea con situación de calle se brindó una exposición acerca del abordaje integral de adultos y familias.

El equipo en dar inicio al encuentro fue el Programa “Propiciar” quien expuso los objetivos que persigue el Sistema de Responsabilidad Penal Juvenil, el cual es acompañar y fortalece con las familias de los niños que han  transitado algún episodio de transgresión a la ley penal mediantes espacio de contención información y construcción a fin de que la misma se apropien de las herramientas que sean útiles para el acompañamiento del procesos, las vías de ingreso al programa que puede ser ante el pedido del fuero de responsabilidad penal juvenil a través de la vía judicial o de manera extra judicial, por demanda espontánea de la red extensa familiar y/o pedido de intervención de otras instituciones y organizaciones, además pusieron foco en qué ellos como  operadores son “articuladores puros con instituciones del barrio y  los jóvenes” de hasta 17 años inclusive con derechos vulnerados.

Quien continúo con la exposición fue el equipo del programa “Menos Calle” los cuales brindaron un recorrido histórico sobre el origen a través del proyecto local que se dan en Ramos Mejía en el Año 2004 dependiendo de la Dirección de Políticas de Género y Proyectos de Promoción Infantil y que al año siguiente se consolida como programa del Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes. La búsqueda de dispositivo es reducir el tiempo de los jóvenes en la calle y fortalecer los vínculos familiares que por lo general son endebles, de manera se buscan una intervención con la familia y las instituciones para consolidar las relaciones con la comunidad, siguiendo esta línea, Vanesa Vianni remarcó que “el pibe tiene que volver a creer en un referente”  y que se produce generando espacios privados en el que el niño, niña y adolescente se les posibilite reflexionar y problematizar

Para finalizar y sobre el eje anterior pero enfocado a familia y adultos, expuso Julio Ramovechi quien explicó el proceso de intervención y además aclara que las redes de contención, coordinación y de trabajo comunitario tienen que ser especificas para abordar la situación. Además, llamó a difundir y concientizar a la población sobre los derechos de las personas que viven en la calle y la responsabilidad social de hacer que estos se cumplan.