La Secretaría de Desarrollo Social de La Matanza, desde el Área de Género y en articulación con el equipo de trabajo del Registro Provincial de las personas, acompañará el trámite de cambio de identidad de 30 personas trans del distrito.

Con el objetivo de hacer valer el derecho a la identidad y hacer cumplir la ley N° 26.743 de Identidad de Género, la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio de La Matanza asumió el compromiso de acompañar el proceso de cambio de identidad de las primeras 30 personas trans del distrito. Por eso, y en articulación con el Registro Provincial de las Personas, el Área de Género llevó a cabo un primer encuentro con las personas trans y sus familiares para asesorarles y evacuar dudas acerca del trámite de adquisición de su nuevo DNI con el cambio de identidad.

La mayoría de los presentes en el encuentro eran menores de edad, y entre los testimonios se escuchaban relatos de vida como “¿porque la gente me mira así?”, exclamación realizada por una menor de 7 años trans y que su mamá cuenta como una de las tantas situaciones vividas. Algo que todos los presentes sostenían, y que es un eje fuerte a trabajar durante este compromiso, es lo social en todos sus escenarios, mitos y herencias culturales: para las nenas el rosa, para los varones el azul; para las nenas muñecas y para los varones autitos.

Grecia, parte del equipo de trabajo del Área de Género de la Secretaría, afirmó que “hay una Ley que se tiene que respetar. Va a llevar un tiempo. Es complejo, pero es un derecho adquirido que hay que llevar a la práctica” porque lo más importante es la identidad, sin identidad no se pueden garantizar todos los derechos. Mientras que la coordinadora, Cynthia Acosta, sostuvo que “la Ley de género de nuestro país es de vanguardia”

La ley de Identidad de Género (N° 26.743), sancionada el 9 de mayo de 2012 y promulgada el 23 del mismo mes y año, establece en su artículo 1° que toda persona tiene derecho al reconocimiento de su identidad de género, al libre desarrollo de su persona conforme su identidad de género y a ser tratada e identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada.

Sin embargo, a la hora de dar inicio al trámite de DNI son muchas los casos en donde se retrasa el inicio o entrega del mismo por cuestiones administrativos aunque la ley es clara en sus artículos 4° y 5° en donde se establece que en ningún caso será requisito acreditar intervención quirúrgica por reasignación genital total o parcial, ni acreditar terapias hormonales u otro tratamiento psicológico o médico”, por lo que para rectificar el registro del sexo, sólo hay que presentarse ante una oficina del Registro Nacional de las Personas, y en el caso de menores de 18 años, la solicitud tiene que ser efectuada a través de sus representantes legales.